VISOR NAYARITA : SON LAS PERSONAS, NO LOS PARTIDOS

Por: Lic. Francisco Pérez Gómez

17 / Abril / 2017

Diversos comentarios y opiniones se han vertido a raíz de las detenciones de los exgobernadores de Tamaulipas, Tomás Jesús Yarrigton Ruvalcaba y de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, causando polémicas en la sociedad y al interior de los partidos, mismos casos de los exgobernadores Panistas, Luis Armando Reynoso Femat, de Aguascalientes y Guillermo Padres de Sonora, asi como de Pablo Salazar Mendiguchia, exgobernador de chiapas por la alianza PRD-PAN Y PT y de Narciso Agundez Montaño exgobernador de Baja California por el PRD, (con problemas con la justicia). Pero, en estos claroscuros, habría que hacer algunas consideraciones, porque erróneamente se cree que las acciones que realizan sus miembros -sobre todo las negativas - son culpa de los partidos políticos a que pertenecen.

Veamos pues, si me lo permite apreciable lector, en la búsqueda y nominación de quiénes habrán de representarlos en las diversas justas Electorales, los partidos políticos, toman en cuenta las cualidades positivas de tal o cual miembro que por su militancia, dedicación y trabajo partidario, los hacen candidatos idóneos para ser dignos contendientes; en otras palabras confían en sus buenos oficios y en sus buenas costumbres. Luego pues, no son los partidos los que cometen los ilícitos, sino las personas.

Los partidos políticos depositan su confianza plena en los ungidos para, llegados a la meta (poder), realicen un buen gobernar, y en este contexto la persona moral no es responsable de los ilicitos que cometa a cuenta propia la persona física. Ahora bien, tomando en consideración a Adam Smith considerado Padre de la economía moderna, conocido por su obra la Riqueza de las naciones, quien expresaba que El dinero, es la leche materna de la política, tenía razón, porque en los casos en comento, el problema ha sido y es la acumulación de la riqueza inexplicable, la impunidad, peculado, autoría intelectual de delitos que rezagan el desarrollo de los gobiernos estatales y que daña a la sociedad. Desgraciadamente, como en la guerra, en la política se desea el poder, el poder de todo el poder, y en este contexto, los señalados líneas arriba han caído, y se encuentran purgando penas o están sujetos a investigación.

Por su lado, el PRI, en sendas publicaciones, ha dejado en claro su postura, expresa su reconocimiento y respaldo al trabajo de la PGR y exige se realicen las indagatorias correspondientes respetando el debido proceso y pide se sancione ejemplarmente a quienes violentan la ley, aclarando que Javier Duarte fue suspendido del PRI, el 26 de septiembre y expulsado el 25 de octubre del 2016, además refrenda su compromiso con el estado de derecho, la transparencia y rendición de cuentas y reafirma el combate frontal a la corrupción e impunidad.

Luego entonces, son las personas, y no los partidos quienes le fallan a la sociedad, por ello deben en forma personal afrontar su responsabilidad, sin señalar a los partidos. Las instituciones y sociedad requieren de una transformación real donde partidos políticos y ciudadanos compartan una agenda común que permita el avance en todos los rubros del quehacer nacional.

Para ello es necesario generar conciencia de lo que pasa, la política denigrante y falsa divide aún más a la sociedad y lejos de resolver los problemas los agravan. Que las denostaciones y las grillas baratas no cambien nuestra visión positiva de hacer las cosas bien, apostemos a la mejor opción política, y la mejor opción, amigo lector está por usted considerada, Confiemos en un mejor futuro, en donde le vaya bien a nuestras familias, en donde se dé respuesta a nuestras más sentidas demandas, confiemos en el progreso de un Mejor Nayarit. Al tiempo

Esperemos y comentaremos...frago2009@hotmail.com