Search

Jala, pueblo de raíces milenarias

Por: Lic. Francisco Pérez Gómez

Hablar de Jala, es hablar de un misticismo milenario, de la evocación de rituales misteriosos, del ambiente y olor sabroso del vivir provinciano, del azul del cielo, del paisaje verde que inunda de placidez sus contornos, de la tranquilidad e historia, su ubicación geográfica rodeada de cerros y montañas de la sierra madre occidental hace que esta tierra evoque la grandeza de su pasado y de su gente.

Sus monumentos, sus calles, toda ella irradia paz, que se siente al arribar a este suelo habitado por los descendientes de los nahuatls, remanso de paz que tranquiliza al espíritu. Jala, es historia, cultura, tradiciones y buen ánimo que trasmite el trato de su gente, que en solidaridad abraza a quienes la visitan, cubriéndolos de un halo de misticismo puro, preñado de simbolismo que enaltece la obra de sus antepasados.

Jala, lugar de arena, región de mestizos con su imponente meseta de Juanacatlan donde se asientan sus hermosos pueblos que viven y practican sus tradiciones, donde las bandas de música oriundas de la región, alegran fiestas y donde sus costumbres son respetadas y tratadas con orgullo y respeto.

Jala es rico en su quehacer artesanal, la fabricación de sillas, tejidas de palma y hojas de maíz y muebles de madera, de canastos de otates, equipales de carrizo y el trato industrial de la hoja de maíz, constituyen los principales sustentos económicos de sus habitantes y donde la agricultura subsiste gracias a la bondad de su suelo preñado de arena volcánica que provoca los elotes más grandes de nuestro país con un sabor dulce dignos del mejor paladar.

Jala es tierra de raíces milenarias, que trasmite en su monumentos, su esencia, cultural, artística y espiritual, de esto, dan cuenta la Basílica Lateranense de Nuestra Señora de la Asunción, tesoro arquitectónico, mezcla de estilos romano y gótico, erguida en cantera rosa, verde y amarilla de las minas de cantera del pueblo de Jomulco, este gran monumento constituye uno de sus orgullos, donde se alberga a la Virgen de la Natividad, al Cristo sentado en su Trono Celestial y a los Santos Médicos, que son venerados por la feligresía católica junto a la patrona del pueblo, al Señor de Acatique, de San Jerónimo y Santa Rosa de Lima. Y los templos del Santuario, de la Natividad y la iglesia del pueblo artesanal de Jomulco, todos ellos, conservan la esencia de un pasado extraordinario.

Jala vive su presente junto con su Pasado, en este entorno, orgulloso y respetuoso del Gran volcán del Ceboruco, el «Gigante Negro», con sus paisajes extraordinarios y sus atractivas fumarolas que abonan el misticismo de su entorno y que constituyen uno de los principales atractivos turísticos, ya que solo a través del pueblo de Jala se puede accesar de forma segura hacia su cima.

Jala es rico en su gastronomía, de las manos hábiles de su gente surgen las sabrosas gorditas de maíz, los encanelados, el marquesote, las rosquetas, las viscotelas, el atole blanco y el tejuino sabrosa bebida prehispánica muy apreciada por los lugareños.

A las artesanías, Jala suma sus tradiciones de fiestas y algarabías en las ya famosas fiestas de La Judea, del 15 de agosto, su fiesta mayor, de la prehispánica conmemoración de la Sierpe, de la burrita tequilera, de las talabarteras y cambios de mayordomía que son celebradas a ritmo de tambor y de la tradicional chirimía.

En su fiesta mayor del 15 de agosto, es costumbre realizar el concurso del Elote más grande, que en este mágico pueblo llega a alcanzar hasta medio metro de largo, esto debido a lo fértil de la tierra con ceniza de lava del volcán y en sus diferentes festividades se realizan actividades de música, danzas, juegos florales, torneos y competencias.

Jala es cultura viva, orgullosamente es tierra de Alberto y Fidencio Lomelí Gutiérrez y Genaro Orozco, creadores del “Son de la Negra”, melodía, que le ha dado identidad a nuestro país allende sus fronteras y que con solo escucharla hace latir los corazones de nuestros paisanos que habitan otras latitudes.

Por estas características y virtudes, Jala fue incorporada al programa de Pueblos mágicos desde el año 2012, y es considerado uno de los destinos turísticos más recomendables de nuestro Estado.

Esperemos y comentaremos…frago2009@hotmail.com

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *