Search

ATAÚDES CON LA IMAGEN DE JESÚS MALVERDE SE AGOTAN EN NAYARIT

Por: Armando Franquez

A la entrada de Funerales Cantoya, por la calle Zapata, entre León y Querétaro, llama la atención un brillante ataúd de madera que en lugar de tener sobre la tapa el acostumbrado crucifijo en la cabecera, tiene grabado al pie la imagen de Jesús Malverde, considerado como el santo de los narcotraficantes.

En la sala de exhibición se ve el féretro en el que se aprecia la efigie del minero Jesús Juárez Mazo, mejor conocido como Jesús Malverde, de paliacate y con sus característicos pelo y bigote negros, y detrás de su cabeza, bien marcadas, unas hojas abiertas de mariguana, como una especie de aureola, como la de los santos de la Iglesia Católica.

La caja fue fabricada de madera de pino, tal como la pidió un cliente hace más cuatro meses,  precisamente para ser usada por él mismo, “cuando se llegue ese día”, mientras tanto permanece inclinada en la sala de la funeraria esperando ser entregada a su dueño, un nayarita que radica actualmente en los Estados Unidos.

La propietaria de la funeraria, la señora María Evangelina Santana González, dijo que este ataúd con la imagen Jesús Malverde fue una solicitud muy especial de esa persona y que es el primero que fabrica, pero que desde que lo colocó a la vista, a la entrada de la funeraria, a otras personas les ha gustado y le han hecho desde entonces más de diez pedidos con la misma imagen del considerado santo protector de los narcotraficantes, porque también lo quieren “para ese día”.

Comentó que el féretro tiene un precio de 45 mil pesos, que incluye traslado a 50 kilómetros a la redonda, cafetería,  carpas, sillas y embalsamado, y que aunque aún no se ha cubierto el pago ni se ha dado ningún anticipo puesto que el cliente “nada más lo pidió con tiempo porque él lo quiere, yo sé que él me lo va a pagar al contado el día que él lo necesite”, agregó.

Respecto a la opinión que podría tener la Iglesia por la fabricación de cajas de muerto grabadas con la imagen del santo de los narcos, consideró que todo depende de la religión que se profese.

“Unos somos católicos, otros son de otra religión. Todos tenemos diferente ojo. Yo no puedo opinar por los demás. Mi opinión es la mía y yo respeto al cliente. Lo que el cliente me pida”, precisó la empresaria. Agregó que todas las personas tienen diferentes gustos. “La semana pasada me pidieron el de la Santa Muerte. Así que aquí se va a hacer lo que el cliente pide. Si el cliente pide el de la Santa Muerte ese le vamos a traer”, agregó.

Sin embargo, mostró que además de los ataúdes con el retrato grabado del legendario bandido, que robaba a los ricos para darle a los pobres, tienen mucha demanda últimamente, pero que también se siguen haciendo pedidos de cajas con imágenes de la Virgen de Guadalupe, San Judas Tadeo, la Santa Muerte y del papa Francisco.

Sobre la violencia que hay en México y en Nayarit a causa del narcotráfico y lo que tiene que ver la fabricación de ese tipo de cajas de muerto con la imagen de Jesús Malverde consideró que la gente común nada puede hacer por cambiar la actual situación.

“No podemos hacer nada por cambiar al mundo nosotros. En el caso de nosotros, hacemos lo que el cliente pide. Nosotros no podemos hacer nada por negarle al cliente lo que me está pidiendo. No voy a resolver los problemas del estado de Nayarit con eso. Si fuera la solución, yo sé que sí lo haría, pero no es la solución”, comentó.

EN TI CONFÍO

Juan González, recuperador de inversiones de la misma funeraria Cantoya, dijo como en  todo, cada quien tiene sus creencias. “Yo me considero católico. Hay gente cristiana y de todo tipo de religiones, pero cada quien tiene sus creencias. El hecho es que se ha demostrado realmente que Malverde ha ayudado a mucha gente. La mayoría de los santos es dependiendo de la fe que le tengas, es como te ayudan”, expresó.

Añadió que para los narcotraficantes Malverde es un santo que siempre los auxilia en las situaciones más difíciles, por eso le tienen mucha fe.

“Las personas que se dedican a trasladar los estupefacientes, cuando van a cruzar las fronteras, siempre traen su imagen o su medalla de Malverde. Su advocación, su beso, y en ti confío, Malverde… y le dan continuidad a lo que pueda suceder. Están a ojos cerrados a la situación por lo que pueda suceder, pero Malverde siempre los cuida, los protege”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *