Search

CALDERO POLÍTICO: UNIVERSIDAD POPULAR Y DEMOCRÁTICA

La Universidad Autónoma de Nayarit cumplirá 48 años de vida este 19 de agosto. En efecto, fue en 1969, mediante el decreto 5162 promulgado por el Gobernador Julián Gascón Mercado, cuando se estableció la Universidad de Nayarit y su Ley Orgánica, consolidando con ello, definitivamente, la labor iniciada en 1925 por los gobernadores Felipe C. Ríos y Ricardo Velarde.

Nuestra institución cumplirá 48 años de transitar en la vida universitaria nacional e internacional.

Destacamos que fue creada para que trabajara en beneficio de la educación popular destinada a todos los nayaritas por igual: para los hijos de los obreros, de los campesinos, de los maestros, de los profesionistas. Esa es su visión principal.

Ahora, dada su importancia local y regional debe consolidarse y transformarse para bien de los nayaritas en todos los aspectos: social, económico y político. Puede haber buenas intenciones de las autoridades pero dichos propósitos deben reflejarse en la realidad, abatiendo sospechas de corrupción, denuncias de malos manejos y dar paso a la transparencia y rendición de cuentas. Una universidad en casa de cristal que rinda cuentas al pueblo.

Queda grabada en la mente de todos esta fecha: 19 de agosto de 1969, cuando el Congreso del Estado mediante el decreto Numero 5162 promulgó la Ley Orgánica de la UAN, siendo su primer Rector el Dr. Ignacio Cuesta Barrios. Ya pasó el tiempo y la Universidad debe superar sus crisis arrojando los lastres que le impiden avanzar. Refundarla, relanzarla, reforzarla, como sea.

Hay que recordar que en 1975, durante el gobierno de Roberto Gómez Reyes, se dio otro paso importante al decretarse la autonomía universitaria con la reforma de varios artículos a la Ley Orgánica dotando a los órganos de la universidad de capacidad para gobernarse, conformar su estructura, atribuciones, sanciones y todo aquello que estimaran necesario para desarrollar el quehacer universitario.

Este 19 de agosto cumplirá 48 años nuestra universidad. Hay que reconocer sus avances pero es imperativo admitir que debe reformarse; corresponderá a las nuevas autoridades universitarias y estatales garantizar claridad al manejo de los recursos humanos y financieros puestos en sus manos para que la sociedad esté tranquila con la confianza suficiente para emprender nuevos rumbos.

Deseamos sinceramente que nuestra universidad salga al pueblo, a las comunidades, a las plazas, a difundir la cultura, la academia, la docencia y la investigación científica. Y que rinda cuentas, para que se convierta en la institución sólida que todos queremos.

La universidad Autónoma de Nayarit, al ser institución de carácter público, debe contar con personal formado en la ética, entendida ésta como la herramienta poderosa que forma la conciencia de los hombres y desarrolla plenamente su capacidad de juicio. La formación ética es vital en los individuos porque éstos tienen un carácter eminentemente activo en la marcha y desarrollo de los organismos. Precisamente, una de las causas que ha provocado la desconfianza en las instituciones públicas es la ausencia de principios y valores éticos, lo que da pie al incremento de vicios o actitudes antiéticas tales como la corrupción, el abuso de autoridad, el tráfico de influencias, etc. Situaciones que impiden se alcancen las metas y objetivos institucionales.

LO MEJOR PARA NUESTRA QUERIDA UNIVERSIDAD.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *